Calabaza Gratinada Con Parmesano Y Albahaca

Hasta entonces, en un gran bol, bate los huevos, adjuntado con la crème fraîche, la mitad del queso emmental rallado, el ajo y la nuez moscada. Ajusta de sal y pimienta al gusto. Untamos una fuente capaz para el horno con el diente de ajo partido en el medio.

calabaza gratinada con parmesano y albahaca

Para opciones mucho más ligeras, reemplaza la nata por leche evaporada, queso crema, requesón o ricotta o sencillamente leche o bebida vegetal. Si no tienes a mano la nata fresca o crême fraîche, sustitúyela por nata para cocinar, o queso mascarpone. Para tomar, el gusto dulce de la calabaza se acompaña bien con un vino blanco tirando a seco. Mete la fuente en el horno a 180º C y deja que se cocine entre 25 y 30 minutos, hasta el día de hoy en que el queso quede bien dorado. El buen llevar a cabo de las calabazas en la mesa no acaba en los entrantes, sino se utiliza para coronar en el momento de los postres o aun para improvisar meriendas con poquísimo trabajo. Condimentar el arroz hervido con la salsa de tomate y transferirlo a una fuente para hornear.

Menú Acontecimiento Formal Entradas

Si estas buscando algo original, quédate con estas verduras gratinadas con gorgonzola. En otro bol, mezclamos el resto del queso parmesano con el pan rallado. Servimos candente, más allá de que un poco tibios también está muy rico. Asimismo puedes elaborar y ser útil el gratinado en moldes particulares.

calabaza gratinada con parmesano y albahaca

Volcamos las verduras sobre la fuente reservada, agregamos la sal y el curry y removemos hasta entremezclarlas bien. En este momento, ¡Manda una fotografía del plato terminado! A Sueli 🇦🇷 le encantará ver de qué forma quedó.

Cocktails Y Menús Ot Comuniones 2015 Eventos@goaociocom

Es por tanto un pan tierno y tenuemente dulce. Una forma diferente de elaborar un primer plato sano pero sabroso. La mezcla de sabores recuerda la comida asiática con el curry en la salsa y la salsa de soja en la mermelada de piquillos.

La fabada es la receta más clásico que disponemos de la cocina Asturiana. La calabaza triunfa tanto en platos de carne como de pescado y, como es natural, en platos elaborados exclusivamente con vegetales. Como un ejemplo de lo bien que casa con pescado os dejo ese pisto de atún y calabaza que es una cena fabulosa para estos días. La mezcla que voy a emplear para hacer esta calabaza gratinada al horno está compuesta de huevos, queso y nata. Si bien, para esta última, te dejo unas cuantas alternativas para sustituir la nata si lo que buscas es una versión más rápida. En concreto, la calabaza se cocina en especial bien al horno, como demuestra este gratín en el que se mezcla con queso parmesano.

¿Qué tal te suena la idea de enseñar una calabaza gratinada? ¿Disfrutas tanto como a mi la capa de queso colado en los gratinados? Si os apetece comunicar críticas, no dudéis en dejar un mensaje en la sección de comentarios. De qué manera realizar calabaza gratinada.

Es por eso que yo suelo emplear bastante queso, como he puesto en la lista de elementos. Este plato es ideal como guarnición de carnes, ya sea un pollo asado, un redondo de ternera o un magret de pato, pero también se puede tomar a solas, para tener una comida o cena (más o menos) ligera. Para beber, el gusto dulce de la calabaza se acompaña bien con un vino blanco tirando a seco. Un verdejo le irá espectacular. Generalmente, todas las verduras quedan muy ricas fabricadas al horno y con su buena cubierta de queso, pero por mi parte también necesitan una mención especial estos puerros gratinados con bechamel.

Prolongar la mozzarella, espolvorear con el queso parmesano y añadir las hojas de albaca. Poner todo en un horno precalentado a 180° C durante unos 20 minutos. Si se quiere conseguir una corteza en la área, encender el grill durante los últimos 3 minutos. Como guarnición, recetas como este curry de calabaza y espinacas, a buen seguro te harán de lo hermoso del menú en el que la incluyas. Sofríe unos minutos, sacando de vez en cuando.

Calabaza Gratinada Con Parmesano Y Albahaca

Pero generalmente, el arroz al horno es especial tanto en una versión vegetariana como con carne. Probarlo asimismo con un risotto de salchicha, ¡delicioso! En cambio, no se aconseja con pescado, dada la existencia de quesos a lo largo del gratinado.