Cómo Hacer Bechamel Sin Mantequilla

Solo en la Aplicación de Cookpad. Vuelca algo de leche y empieza a removerlo para eliminar los grumos. Añade más leche y continua mezclándolo hasta el momento en que hayas terminado toda la leche. Suscríbete a mi canal de Telegram sin perder un segundo y comienza a recibir automaticamente mis últimas recetas y vídeos.

Cocina a fuego lento a lo largo de unos minutos para eliminar el sabor de la harina cruda. La bechamel pertence a las salsas preferidas de los españoles. Un indispensable en la cocina muy fácil de preparar y que da una textura y sabor exquisitos a tus platos. La salsa bechamel pertence a las primeras salsas básicas que la mayoría de la gente aprenden a hacer en el momento en que empiezan a cocinar.

Salsa Bechamel Con Maicena:

Comencé esta web en 2011. Durante este tiempo he escrito recetas de cocina, ebooks, vídeos y enseñado a mucha gente a cocinar. Si deseas leer mucho más productos similares a De qué forma realizar bechamel sin mantequilla, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Recetas. Y para los celíacos, nada superior que esta receta sobre Cómo hacer bechamel sin gluten.

En este caso, desde unCOMO vamos a trabajar con 50 gramos de harina y 50 gramos de aceite, lo cual equivaldría a una cucharada llena de cada producto. Si la salsa te ha quedado bastante espesa, vierte mucho más leche y continua batiendo hasta que consigas la consistencia adecuada. Añade poco a poco la harina. Cocina a velocidad 1, 100º durante dos minutos. Añade la harina y revuelve. Deja cocinar un minuto.

Mucho Más Recetas

Remueve nuevamente. Puedes preparar unos deliciosso canelones mucho más rápidos con verdura y marisco como esta receta de canelones de calabacín con bechamel y langostinos. Guarda esta receta para encontrarla más de manera fácil en el momento en que la desees cocinar.

De esta manera lograrás remover el gusto a harina cruda que podría dañar tu bechamel. En el momento en que esté en su punto, es el instante de retirarlo del fuego y sazonarlo con sal y nuez moscada. Añadir toda la leche al unísono no arruinará la salsa blanca, pero probablemente debas batirla bastante tiempo para suavizar los grumos. Cerciórate de cocinar el roux durante el suficiente tiempo.

cómo hacer bechamel sin mantequilla

Y ahora contamos lista una exquisita salsa bechamel sin mantequilla, desarrollada con aceite de oliva virgen plus de España. La bechamel es una de las salsas más suaves, ricas y populares que hay. Atribuida a las cocinas francesa e italiana, la bechamel es la clave de un gran número de platos, como pueden ser los canelones o la lasaña. Sin embargo, transcurrido un tiempo se ha ido integrando esta deliciosa salsa a muchos otros platos, realizando de las recetas mucho más habituales genuinos manjares gourmet. Charlamos, por servirnos de un ejemplo, de las croquetas con bechamel, de las verduras bañadas en bechamel gratinada, de los pescados al horno cubiertos de bechamel…

Coloca una cazuela a fuego suave y añade un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Añade la harina, mezcla bien con unas varillas hasta que quede a la perfección integrada. Continua calentando la salsa mientras la remueves hasta que esté semi densa . Cuando tenga la rigidez deseada, retíralo del fuego y añade nuez moscada, sal y pimienta negra. El queso asimismo se añade en este punto si lo vas a emplear.

Arroja la leche de a poco, sin dejar de eliminar ni un segundo para evitar que se formen los temidos grumos, hasta que la salsa esté suave. Añade la harina tamizada y usa las varillas para entremezclarlo todo. Este es el roux que hay que cocinar a lo largo de 2 o 3 minutos hasta que vaya consiguiendo un color torrado. Una vez que se añade la leche y se integra en el roux se transforma en bechamel, una de las salsas madre que constituye la base de otras salsas tradicionales como la Mornay.

Añadir leche caliente provoca que se espese mucho más veloz. Esto reduce la proporción de tiempo de batido. Sin embargo, hay un rápido riesgo de que la salsa se cuaje. Solamente tiene tres elementos , pero elaborar una bechamel correctamente es un reto para muchas personas. Añade poco a poco la leche sin frenos de eliminar con unas varillas para que no se formen grumos. En una fuente de horno vamos a poner la coliflor laminada , de 1/2 cms de grosor, a 180° a lo largo de unos 15/20 minuto…

En el momento en que haya enfriado metela en un bote hermético y llevala al frigorífico, así la lograras preservar hasta una semana. Entre los trucos para evitar los grumos en la bechamel es añadir la leche en el momento en que esté muy ardiente. Toda bechamel comienza con un roux, un término culinario que tiene relación por igual de grasa y harina que se han cocinado juntas. Fina y sedosa Con esta técnica lograrás una salsa con una textura fina y sedosa, perfecta para acompañar cualquier plato, o como base para otra elaboración. Esta receta de bechamel está singularmente probada para eludir la formación de los odiosos grumos.

Unas vez tengas claras las proporciones, va a haber llegado el momento de estudiar cómo realizar bechamel sin mantequilla. Coloca un cazo o una sartén a fuego bajo y agrega el aceite de oliva, que será el sustituto de la mantequilla. Si escoges preparar la salsa bechamel con maicena en vez de harina, sustituye en los elementos la harina por maicena. Unas exquisitas berenjenas rellenas de carne picada y bechamel, unos minutos en el horno y triunfo asegurado sin co… Cuando esté ardiente, añade la harina mezclando muy bien.

Bechamel Sin Mantequilla

Ahora tendrás tu bechamel sin mantequilla lista para gozar. La proporción de harina y grasa que uses determinará el grosor de tu salsa. La proporción de leche se puede amoldar de forma fácil a medida que lo cocinas. Y si es más densa de lo que deseabas, simplemente añade mucho más leche.