Como Hacer Mayonesa Sin Aceite

Comer mayonesa sin sumar muchas calorías es viable con esta receta, que además de esto es exquisita. Buenos días, he probado la mahonesa y de gusto muy rica, pero muy escasa, sale muy poca cantidad y considero que si doblo los ingredientes tampoco sale bastante mas y si mucho huevo ¿no? Hidratamos la gelatina sumergiendo las hojas en un envase con agua fría a lo largo de cinco minutos. Calentamos el caldo de verduras, escurrimos la gelatina, la añadimos y dejamos se funda por efecto del calor antes de eliminar. Se trata de una elaboración realmente simple que, si ya tienes los huevos hervidos, no te llevará mucho más de unos cuantos minutos.

Deja enfriar en la nevera y sirve la mayonesa sin aceite. Fuera del fuego, agrega la mostaza, el jugo de limón, la sal y la pimienta y mezcla. El problema está en que el aceite es el personaje principal indudable de esta salsa, muy sobre el resto de ingredientes, hecho que la hace extremadamente calórica. Pero lo cierto es que hay una manera realmente simple de cambiar el aceite por otro ingrediente. La mahonesa es una de las salsas más consumidas en nuestro país, puesto que está presente en muchas de nuestras preparaciones. Lo mejor de este producto es que es un complemento ideal para editar un plato aburrido en uno lleno de gusto y cremosidad.

Ingredientes

Esta mahonesa sin aceite se puede emplear en substitución de la mayonesa clásica y añadir a verduras, carnes, pescados, etcétera. Con ella podemos elaborar una ensaladilla rusa, unos huevos rellenos, tal como salsas derivadas como la tártara, la coctel o rosa, la ajonesa y considerablemente más. Si nos fijamos en los ingredientes que lleva la receta de mayonesa clásico, son bien pocos y, a priori, todos saludables. Tan solo lleva aceite de oliva , huevo, una migaja de sal y unas gotas de limón o vinagre. Hay quienes, además, le añade un diente de ajo para potenciar el gusto.

como hacer mayonesa sin aceite

Comprobarás que la textura es mantecosa y el gusto exquisito y prácticamente igual a la mahonesa normal, con menos grasas y calorías y más rápida. ¿Sabías que es posible llevar a cabo mahonesa sin aceite? Si bien sea uno de sus ingredientes primordiales, no es un imprescindible para conseguir una mayonesa prácticamente igual que la salsa clásico. Hay personas que desean gozar de la salsa Mahonesa de una forma mucho más ligera, para lo que eligen no ponerle aceite. No es exactamente lo mismo, pero es una buena alternativa para quienes hacen dieta.

Elementos Para Elaborar Mahonesa Sin Aceite

Por eso esta falsa mayonesa es una alternativa para aquellas personas que estén controlando el consumo de grasas. Empezamos cociendo uno de los huevos, le quitamos la yema bien cuajada y la machacamos con ayuda de un tenedor. Le agregamos una yema cruda y las combinamos bien. A continuación añadimos el queso crema 0% materia grasa, es esencial que sea sin materia grasa a fin de que realmente sea una mahonesa de dieta.

Aunque estoy segura que a esta novedosa opción le vais a sacar mucho beneficio pues es muy rápida y simple de hacer. Dejamos espesar en la nevera a lo largo de aproximadamente una hora, quitando cada 15 minutos. Pasado este tiempo, batimos la mezcla de gelatina y caldo con una batidora de brazo o turmix hasta obtener una textura lisa.

En el recipiente de la batidora, echa los huevos y el queso fresco. Si nuestra falsa mayonesa nos ha quedado bastante líquida tenemos la posibilidad de espesarla con un poquito de queso en crema. Pero ojo cuanto más pongamos, mucho más calorías nos encontramos agregando. Para que nos salga una falsa mahonesa fundente es esencial no añadir el suero del queso fresco batido. En nuestro recetario encontraréis varias géneros de mayonesa, con sus peculiaridades propias, a fin de que cada quien lleve a cabo la que mucho más le guste.

Vuelve a batir para incorporar estos ingredientes y ahora va a estar lista. Es simple porque al abrir el envase tiende a estar en la superficie. Es suficiente con no mezclarlo con el resto del queso. Si hiciese falta podemos rectificar el sabor ajustando un poco los elementos. Síguenos en Flipboard para descubrir novedosas recetas, actualidad sobre nutrición y gastronomía y nuestras revistas repletas de ideas y recetas para todos.

En Internet puedes localizar muchas opciones de mahonesa vegana desde elementos como las pipas de girasol. Este aderezo saludable te aportará las proteínas de huevos y lácteos, el calcio del queso fresco o nutrientes como la vitamina y la B12, presentes en la yema del huevo. Mahonesa casera sin aceite, lista en 1 minuto, baja en calorías, sin ningún género de lácteos, ideal para todo tipo de dietas de adelgazamiento.

Es una forma más ligera y menos calórica de disfrutar de este condimento tan típico de la dieta mediterránea. Puedes asimismo impulsar su gusto añadiendo una pizca de ajo en polvo y disfrutar de esta muy rica salsa. En un cazo, casca el huevo y bate vigorosamente con el agua y la maicena. [newline]Ahora, añade el chorrito de vinagre y salpimienta al gusto. Ahora, tiene dentro unas gotitas de medio limón y bate todos y cada uno de los ingredientes hasta hallar una pasta homogénea. Regresa a batir hasta que todos los ingredientes estén unidos y tu mahonesa, lista. En vez de renunciar a la mahonesa, prepara esta versión sin aceite vegetal e igualmente exquisita.

Removemos y vamos añadiendo una migaja de sal, otra de pimienta, una cucharadita de mostaza y un poco de zumo de limón. El zumo de limón es opcional y al gusto, pero no coloques mucho, es un sabor muy fuerte. Es obvio que la mayonesa con aceite tendrá una consistencia más cremosa y un sabor diferente, pero si nos encontramos a dieta esta es una receta alternativa que me ha parecido buenísima y verdaderamente útil. Si quisieses hacer mayonesa sin huevo, en la situacion por ejemplo de que seas alérgico a este ingrediente, puedes hacerla solo con leche, aceite, vinagre y sal.