Falafel Con Salsa De Yogur Arguiñano

Entonces, se agrega el aceite y el vinagre, se mezcla todo bien y se rectifica de sal. Almacena mi nombre, dirección de correo electrónico y web en este buscador para la siguiente vez que comente.

Seguramente les aparece la duda de si podéis emplear garbanzos de bote o que nos hayan sobrado de otra elaboración. Así el sabor es mucho más profundo y sabroso. Como los garbanzos son el ingrediente primordial vamos a poner especial interés en prepararlos. Si el agua está templada asistiremos a que se hidraten mejor. Otra iniciativa relacionada y muy interesante es esta receta de falafel de pistachos con salsa de youghourt, una receta propia de la india, Pakistán y Oriente Medio. Fríelas en un cazo con abundante aceite y escúrrelas sobre un plato cubierto con papel absorbente.

De Qué Manera Hacer Faláfel De Garbanzos Con Salsa De Youghourt:

Añadimos una cucharada de harina de garbanzos, tenemos la posibilidad de emplear harina habitual y la levadura, trituramos diez segundos velocidad 5, debe quedar una masa un poco grumosa, tipo arena. Ponemos los garbanzos en remojo por lo menos 24 h, pasado el tiempo escurrimos y dejamos unos minutos sobre papel de cocina para que absorba toda el agua, tienen que quedar secos. Dejamos que repose por lo menos 1 hora en un espacio fresco o en su defecto la metemos en el frigorífico en la una parte de arriba, donde menos enfría. A lo largo de este tiempo dejamos que la levadura actúe y de este modo nos quedarán mucho más esponjosos.

Ve friendo las bolas durante unos 5 minutos,hasta el momento en que mires que están doradas. Ve sacando en una fuente con papel de cocina para eliminar el exceso de aceite que tengan. Sirve y diviértete con este muy rico falafel que puedes acompañar con algo de salsa de youghourt. Un plato realmente exquisito y que tienes que animarte a llevar a cabo.

Puedes acompañarlas de una salsa de queso, de salsa de youghourt o de tahini, que le aportarán un toque de jugosidad muy interesante. En un cazo ponemos abundante aceite de oliva suave (que no le dé mucho gusto al falafel), tal es así que al freírlos queden sumergidos. En el momento en que esté ardiente , los freímos “vuelta y vuelta”.

Al fin y al cabo esun plato vegetariano, saludable y muy fácil de preparar. Removemos bien con el apoyo de un tenedor/cuchara y en tan sólo 1 minuto, ahora poseemos lista la salsa para acompañar los faláfel. Los acompañamos de la salsa a temperatura ambiente o fría, en dependencia de vuestro gusto. Trituramos todo y añadimos la mezcla a la masa de garbanzos. Con el apoyo de una espátula vamos quitando con movimientos circulares, hasta el momento en que nos quede todo bien incorporado y resulte una mezcla homogénea.

Pasos De La Receta

Ponemos el iogur en un bol, agregamos la menta muy picada y un chorrito de aceite de oliva, salpimentamos generosamente y preservamos en frío. Una vez pasado ese tiempo, formamos con las manos unas albóndigas y las aplastamos un poco con las manos. Las rebozamos en pan rallado y las freímos de forma directa en aceite caliente hasta que estén doradas. Retiramos y procesamos en este momento, siempre separadamente, los garbanzos bien secos.

Debe quedar una masa densa y moldeable, casi como una plastilina. Para hallar esa textura podemos ajustar la masa con algo de pan rallado, si es requisito espesarla, o con unas gotas de limón o aceite de oliva, si es necesario aligerarla. Aquí tienes nuestra receta simple de falafel de garbanzos. Para simplificar la hemos listo con garbanzos cocidos de bote, pero en la receta original se prepara con garbanzos crudos, simplemente remojados en agua desde 24 h antes. Al final te señalamos asimismo la elaboración de esta receta original.

La receta del falafel desarrollada con garbanzos y harina de garbanzos es perfecta para veganos, vegetarianos y celiacos. Pasa los garbanzos y las hortalizas por el pasapurés a un bol grande. Añade el perejil, el cilantro, el comino, la pimienta y una pizca de sal, y mezcla bien. Tiene dentro la harina de garbanzo y mezcla bien hasta conseguir una masa homogénea. Sus recetas son deliciosa cocina casera que invita a comer …

Gnocchi De Patata Con Salsa De Queso

Y sus platos siempre y en todo momento son bien recibidos, por el hecho de que con sus imágenes pasito a pasito, alguno puede atreverse a cocinar. Coopera en Pequerecetas y asimismo puedes proseguirla en su blog Cocinando entre Olivos. La receta y las cantidades de ingredientes son exactamente los mismos de la receta de falafel con garbanzos cocidos, pero no será preciso rebozar los falafel en pan rallado para freírlos. Para el resto de los pasos, se sigue exactamente la misma elaboración. Servimos al momento nuestro falafel, espolvoreados con semillas de sésamo, y aliñados con una salsa de yogur simple (tienes la receta más abajo). Asimismo se puede servir con hummus y en bocadillos de pan de pita, acompañado de ensalada de lechuga.

No aportan grasas sobresaturadas como sucede con la carne. Una vez llevada a cabo la bola, la aplastamos ligeramente para ofrecerle la manera definitiva. Repetimos esta acción hasta el momento en que se nos acabe la masa para elaborar el resto. Procuramos que no nos queden muy compactas por el hecho de que si no el faláfel resultará seco y “mazacote”.

Removemos bien con el acompañamiento de un tenedor/cuchara y en tan solo 1 minuto, en este momento disponemos lista la salsa para acompañar los faláfel. Los acompañamos de la salsa a temperatura ámbito o fría, dependiendo de vuestro gusto. Una vez hechos los separamos en una fuente con papel absorbente, para que escurran bien el aceite.

Lo mejor de todo es que elaborar esta receta no te lleva mucho tiempo y estarás gozando de un piscolabis sano y nutritivo. Una vez hechos los separamos en una fuente con papel absorbente, para que escurran bien el aceite. Finalizados los falafel, elaboramos nuestra salsa de iogur en un instante. Una vez humectados escurrimos los garbanzos y los dejamos sobre un papel absorbente a lo largo de unos minutos a fin de que suelten el agua que pueda quedarles.

Para enseñar nuestros faláfel lo mejor es acompañarlos con una salsa de yogur. En un bol, vertemos el youghourt natural, y sobre él un diente de ajo muy bien picadito, el zumo de medio limón, el aceite de oliva, sal y pimienta al gusto. Para darle un toque “árabe” añadimos también unas hojas de menta fresca bien picada (si no la conseguimos nos valdría seca). Echamos en el vaso de la picadora todos estos elementos.

Dejamos que repose por lo menos 1 hora en un espacio fresco o en su defecto la metemos en el frigorífico en la una parte de arriba, donde menos enfría. Durante este tiempo dejamos que la levadura actúe y de este modo nos quedarán más esponjosos. Karlos Arguiñano ha enseñado el punto por punto de una receta del dúo \’Tu tiempo en la cocina\’. Cuando comience a hervir, introduce los garbanzos, condimenta, cierra la olla y cuécelos a lo largo de 15 minutos desde que suba la válvula. Asimismo te aconsejamos evaluar estas tortitas de calabacín, un exquisito y sanísimo salmón a la plancha, unas brochetas de pollo, o unos habituales keftas o koftas.