Gambas Al Ajillo Con Gulas

Puedes ejercer los derechos reconocidos por la normativa de protección de datos escribiéndonos a Más información en la política de privacidad. Añade las gambas peladas, las gulas, la sal y la pimienta. Programa 3 min/120º/giro inverso/vel cuchara. A continuación, añadimos las gulas y la guindilla o cayena y lo dejamos cocinar removiéndolo. Controla el nivel de picante para las gulas con gambas. Una gundilla de Cayena ahora contribuye un picante bastante pronunciado, sobre todo si está partida.

Ponemos una sartén con aceite y una vez ardiente agregamos el ajo picado. Las gulas dan muchas opciones a la hora de preparar recetas. Salteadas al ajillo serán perfectas acompañando a cualquier pescado, como un salmón a la plancha, un bacalao confitado y otros. Agregamos primero las gambas bien escurridas a la sartén, les damos unos cuantos vueltas y a continuación añadimos las gulas, asegurándonos de que queden sueltas. Pelamos los dientes de ajo y los cortamos en láminas.

Las gulas de todos modos son una imitación de las angulas (que son la cría de las anguilas), desarrolladas con surimi de diferentes pescados. El surimi tiene proteínas de prominente valor biológico y una notable sepa de grasa y colesterol, pero su contenido en sal y aditivos tiende a ser prominente por lo que es preferible consumirlo ocasionalmente. Evidentemente, no son lo mismo que unas angulas, pero las gulas con gambas a la ajillo son una receta muy simple de llevar a cabo, muy resultona y que nos irá a permitir tener un entrante súper veloz para cualquier cena de Navidad o Nochebuena. Por otra parte, las gambas que hemos usado nos aportarán principalmente proteínas de prominente valor biológico y presentan un contenido bajo en grasas. Muestra contenido elevado en ácido úrico, siendo poco recomendado en esas personas que sufren “Gota”. Por último lo pasamos a un plato y ahora vamos a poder probar esta receta de gambas y gulas al ajillo fácil y rápida.

Pasos De La Receta

Dado que no tenemos la posibilidad de supervisar sus términos y condiciones, políticas o funciones, no asumimos ningún tipo de responsabilidad derivada de su utilización. Para esta receta yo preparo 500 g de gambas las cuales pelo yo, uso los cuerpos para la receta y las cabezas y cascaras las destino a realizar un caldo que luego empleo en sopas, arroces, etc… En Vorwerk trataremos tus datos para administrar la solicitud realizada. Puedes ejercer tus derechos de ingreso, rectificación, cancelación, oposición, restricción del régimen y portabilidad escribiéndonos a Más información en la Política de Privacidad.

Dicho esto, la verdad es que las gulas dan un juego tremendo en el momento de preparar distintas recetas, desde una deliciosa ensalada de gulas, a un revuelto con gulas o diferentes pinchos, bastante populares en el País Vasco. Seguramente habéis comido gulas al ajillo como temtempié en algún momento. Tienden a ser un entrante propio de Navidad, pero también se consume ahora en cualquier temporada del año. Son mucho más de 30 los años que las famosas gulas llevan con nosotros, y desde entonces hemos hecho un montón de recetas con este derivado del pescado que ha permitido popularizar en cierta manera la utilización de las angulas.

gambas al ajillo con gulas

En el momento en que los ajos empiecen a dorarse ligeramente, añadir las gambas y condimentar con un pelín de sal. Como es natural no dejéis de probar la clásica ensalada de gulas, que podéis llevar a cabo con la receta de arriba, volcándola sobre una cama de lechuga. El mismo aceite del salteado servirá para aderezar esta deliciosa ensalada tibia. Echamos un poquito de sal y removemos para que se impregnen bien del aceite aromatizado con el ajo y la guindilla. Encuentra tu tienda Encuentra la tienda más cercana. No te prives por el contrario con los ajos y el aceite.

Ahora, ¡Manda una foto del plato terminado! ENVIAR He leído y acepto la política de privacidad ¡Gracias por tu suscripción! Te hemos enviado un e-e correo electrónico con las normas para confirmar tu suscripción. Si no encuentras nuestro correo revisa tu carpeta de spam o correo no esperado. 1- Sofreír con un buen chorro de aceite los ajos en láminas y cayena. Subir el fuego, mezclar bien y rehogar un par de minutos hasta que hayan cogido calor.

¿Quieres Saber Cómo Hacer Gulas Con Gambas?

Autorizo el tratamiento de mis datos personales para el envío de comunicaciones comerciales sobre productos o servicios de Vorwerk España. Almacena esta receta para hallarla más de forma fácil cuando la desees cocinar. Poner a calentar el aceite en una sartén adjuntado con los ajos y la guindilla partida en 2. Cubrimos el fondo de una sartén con aceite y la ponemos a fuego medio-bajo. Los talleres se realizan mediante Zoom, una interfaz ajena a Vorwerk.

Una vez listo, sírvelo directamente de la sartén, no dejes que se enfríe ni un poquito. Espolvorea por encima algo de guindilla en polvo, si te chifla el picante como a mí. Añade las gambas a la sartén, quitando bien nuevamente a fin de que tomen el gusto de los ingredientes que tienes en la sartén. Yo adoro las recetas exprés, me encanta tener buenos resultados de forma rapidísima y muy simple.

El fin de semana se presta indudablemente a elaborar ricos temtempiés para compartir con familia y amigos. Si éstos se pueden realizar súper rápido, sin manchar y sin liar la cocina, resulta extraordinario. En conclusión, podemos decir que nos encontramos ante una receta de cocina fácil y rápida, con una composición baja en grasas y rica en proteínas.

gambas al ajillo con gulas

Lo ideal es ser útil las gulas inmediatamente muy calientes pues si no pierden su gusto y textura. Añadimos el ajo y las guindillas y dejamos que se vayan dorando. Lo idóneo es que el ajo esté doradito pero no muy tostado por el hecho de que amarga. Si hemos comprado gambas congeladas las dejamos descongelar en la nevera. En el caso de haber comprado gambas frescas las pelamos y reservamos. Aquí tenéis una de esas recetas que, por su facilidad y por su rico resultado, verdaderamente meritan la pena hacerlas.

Gulas Con Gambas Al Ajillo

Puedes servirlas en cazuelita y espolvorear con perejil picado. Pon el aceite en el vaso y programa 3 min/100º/vel 1. Acepto el envío de mis datos personales para permitir a Vorwek contactar conmigo.

Recetario

Pon una sartén con algo de aceite y, cuando esté ardiente, añade el ajo picadito, excepto uno que lo debes añadir entero. En el momento en que se estén comenzando a dorar, añade las gulas, la guindilla y un poco de sal, y remuévelo bien durante un minuto precisamente. Esta es una cenita rápida y simple de elaborar, para los días que llegas fatigado a casa y no tienes ganas de meterte mucho en la cocina, solo lo justo para cenar bien. Un revuelto de gulas y gambas es una idea perfecta para esto que describo, en tanto que es muy sana, sin mucho ajetreo de preparación y ligera para una comida.