Lasaña De Pollo Y Espinacas

Yo me estuve 2 horas en la cocina…claro que yo soy un tanto desastre para cocinar… Este es el tiempo que necesitas para preparar esta comida. Ahora, ¡Manda una fotografía del plato terminado! A Paola le encantará ver de qué forma quedó.

Nuevamente hacemos lo mismo. Al final ubicamos 3 láminas de lasaña, el último tercio de salsa bechamel y cubrimos con las láminas de queso. Cocemos las láminas de pasta para la lasaña según las indicaciones del fabricante y nos ponemos a realizar el montaje. En una fuente profunda capaz para horno ubicamos una primera capa de pasta cubriendo toda la superficie. Distribuimos medio relleno de espinacas y pollo y cubrimos con una capa de salsa bechamel.

Lasaña Vegetariana De Espinacas Y Queso De Cabra

Por encima de la salsa repartimos porciones de queso en dados y volvemos a repetir la operación de poner pasta, espinacas, bechamel y queso. En exactamente el mismo sartén sofreír la cebolla cortada en plumas y los dientes de ajo cortados en pequeños cuadritos. Una vez la cebolla esté dorada y transparente agregar el pollo, sal y pimienta a gusto, cocinar por 5 minutos y añadir la espinaca sin tallos, previamente lavada y sin agua. Cocinar solo por 2 minutos, se reducirá su tamaño mucho más de la mitad.

Desmenuza el requesón y añádelo. Coloca agua a calentar en una olla grande. En el momento en que empiece a hervir, sazónala y añade las láminas de lasaña. Comencé Recetasderechupete.com en 2009.

Recetas Alternativas

En el momento en que hablamos de lasaña, por defecto nos estaríamos refiriendo a la receta donde se intercalan capas de láminas de lasaña con un ragù bolognese, o salsa de carne y salsa bechamel. El denominador común son siempre las láminas de pasta y la salsa bechamel en las que intercalar un sinfín de rellenos. Se trata de una receta rápida a pesar de la capa de salsa bechamel, el mínimo aporte de grasa del pollo y las espinacas son la combinación idónea para una lasaña de rechupete. Una lámina de lasaña, una cubierta de espinacas con pollo, otra de lasaña, otra capa de espinacas y acabamos con una de lasaña, lo cubrimos con bechamel y le ponemos el queso rallado por encima para gratinar.

Ponemos un chorro de aceite de oliva a calentar en una sartén y agregamos la cebolla y los ajos. Sofreímos las verduras durante 15 o 20 minutos, hasta que estén con transparencia. Comenzamos sacando la piel del muslo y troceándolo en dados al lado de la pechuga. Lo ponemos en el vaso picador de la batidora y picamos hasta conseguir el tamaño deseado, normalmente un minuto. Salpimentamos y reservamos. Mientras en una cazuela grande, ponemos las espinacas con agua a cocer a lo largo de 15 minutos.

Adorna los platos con unas hojas de perejil. La lasaña o lasagna en italiano, es un género de pasta en láminas que se emplea en la cocina italiana para crear un plato que lleva el mismo nombre, lasaña. ENVIAR He leído y acepto la política de intimidad ¡Gracias por tu suscripción! Te hemos enviado un e-e correo electrónico con las instrucciones para confirmar tu suscripción. Si no encuentras nuestro correo mira tu carpeta de contenido publicitario o correo no esperado. 4- Leche, sal, pimienta y nuez moscada, 5 min. 100º, vel.4.

Empezamos con una primera cubierta de pollo y encima de cada lasaña, media cucharada de tomate bien desperdigado. Ponemos otra placa de lasaña precocida y este piso va a ser de espinacas ya escurridas. Encima 2 cucharadas de la bechamel. Repetimos estos 2 pisos otra vez y en el final una placa más de lasaña y cubrimos bien con la bechamel sobrante.

Así Lo Cocinamos

La receta de el día de hoy es una combinación entre múltiples, lasaña de espinacas y pollo. Se habla además de una receta de aprovechamiento, si les queda algún resto de asado de pollo o pavo, ya sea relleno o no, resultará perfecto para preparar esta lasaña, con relleno sobrante incluido. Para el montaje, untamos la fuente que hayamos ido a usar con un poco de tomate y ubicamos 2 placas para lasaña encima.

Incorporamos le laurel y el medio vaso de vino blanco. Tapamos y dejamos todo a fuego medio cinco minutos. Ponemos unas gotas de aceite de oliva virgen extra en la fuente, una cubierta de pasta, una capa de relleno de pollo y espinacas, otra capa de pasta, otra de relleno y una última cubierta de pasta.

Acaba cerrando la lasaña con las placas. Pica las cebolletas (la parte verde también) y los dientes de ajo en daditos. Pon todo a rehogar en una sartén con un chorrito de aceite. Salpimienta la carne picada, incorpórala a la olla y rehógala un poco. Agrega la salsa de tomate y la albaca.

Aprende A Cocinar

Rehogamos la harina y después incorporamos de a poco la leche, sin parar de remover para eludir que aparezcan grumos. Cuando ya hayamos incorporado toda la leche, probamos y salpimentamos al gusto y también incorporamos media cucharilla de nuez moscada, a poder ser recién molida. Apagamos y reservamos. En otra sartén ponemos a calentar la mantequilla. Cuando esta se haya derretido añadimos la harina y una pizca de sal. Sin parar de eliminar con una cuchara de madera, cocinamos la harina a lo largo de 2 o 3 minutos.