Macarrones Con Chorizo Y Bechamel

Picamos la cebolla, el pimiento verde y el diente de ajo y los ponemos a pochar en una sartén con tres medidas de cuchara de aceite. Cortamos el chorizo en rodajas y echamos a las verduras. Ofrecemos unas vueltas para que se pasen por todos los lados.

Por otra parte cortamos el chorizo en taquitos y los salteamos un minutos en un sartén (no uséis aceite). Una vez salteado añadimos el tomate frito y mezclamos. La receta que traigo se encuentra dentro de las comidas preferidas de muchos españoles… y lo sabéis. Unos buenos macarrones con chorizo y queso gratinados son una delicia. Sé a la perfección que sanos sanos… no son, porque llevan mucha grasa pero mi madre lo ricos que están. Es una receta que más simple de llevar a cabo no puede ser así que intentaremos utilizar un buen chorizo que tengamos la posibilidad comprar o tengamos, en tanto que es lo único que transporta.

Ensaladas Y Verduras

Pelamos los tomates , los cortamos en trozos pequeños y agregamos a la sartén. Dejamos cocer a fuego lento unos diez minutos. En una cazuela ponemos a cocer agua y, cuando rompa a hervir, echamos un puñado de sal y los macarrones.

Una vez hecha, añadimos los macarrones, el chorizo cortado a tiras y el orégano. Rehogar un ratito, apartar en cada plato y espolvorear con queso rallado. Ponemos la mantequilla en un cazo y la calentamos hasta el momento en que se funda, agregamos la harina y cocemos removiendo en el transcurso de un par de minutos a fin de que la harina se cueza un tanto. Condimentamos con sal, pimienta y nuez moscada hasta el momento en que esté a nuestro gusto. La reservamos tapada con largometraje de cocina pegado a la área para que no forme costra.

Queque Tradicional De Adelaida Con Microondas

Poner al grill como a 175 grados en la parte baja del horno, en el momento en que esté el queso dorado se puede sacar, (cortarlo en porciones y ser útil con paleta para preservar el tostado de cada porción).

Una vez estén cocidos los escurrimos, refrescamos y los reservamos para emplearlos después. Recibir un correo electrónico con cada nueva entrada. Guardar mi nombre, correo y página web en este navegador la próxima vez que comente.

macarrones con chorizo y bechamel

Incorporamos un poco de orégano a la salsa e incorporamos los macarrones. En una sartén dorar el bacon en taquitos, cuando este prácticamente hecho se agrega el chorizo troceado y se deja que se lleve a cabo. Empezamos cociendo la pasta como señala el fabricante. Ahora, ¡Manda una foto del plato terminado!

En caso de que la salsa sea casera, vamos a dejar cocinando más tiempo para que reduzca un tanto el posible líquido sobrante. Mientras que se cuece la pasta, cortaremos el chorizo en trocitos y lo cocinaremos en una sartén grande con algo de aceite de oliva cubriendo el fondo. El misterio está en la capita de bechamel con la que cubren los macarrones antes de gratinarlos, un pequeño trabajo extra que mejora mucho el plato. Si no tenéis tiempo ni ganas de llevar a cabo la bechamel, podéis adquirirla ahora hecha si bien no se si el resultado va a ser el mismo pues jamás la he probado.

macarrones con chorizo y bechamel

Cubrimos con la bechamel y espolvoreamos abundantemente con queso rallado, repartimos unos pedacitos de mantequilla y gratinamos en el horno hasta el momento en que el queso esté derretido y comience a dorarse. A continuación añadimos el tomate troceado y la sal, sofreímos a fuego medio hasta que el tomate esté listo. Os aconsejamos que probéis la salsa varias ocasiones para revisar tanto el punto de sal como el de cocción del tomate, puesto que unos macarrones con chorizo con un tomate mal cocinado son un crimen. De este modo ya tenéis unos ricos macarrones con chorizo completados para servir, pero iremos un poco mucho más allá y los vamos a gratinar con algo de queso. Calentamos una cucharada de aceite en una cazuela baja y freímos tenuemente en ella el chorizo. Añadimos el tomate triturado, sazonamos, tapamos y dejamos cocer a fuego bajo durante unos 30 minutos hasta que tengamos una salsa espesa.

Carnes Y Guisos

Es aconsejable una aceptable siesta tras un platazo de macarrones con chorizo jejeje. Echar encima de los macarrones cocidos, remover, poner en una fuente de horno y espolvorear con quesos para gratinar. Poner unos pedacitos de mantequilla también y hornear a 220C unos 10 min o hasta el momento en que esté muy doradito. Ahora, lo ponemos todo en una bandeja profunda de cristal o cerámica, y añadimos abundante queso rallado por encima. En que tengamos la salsa lista y la pasta cocida, vamos a poner esta última en la sartén de la salsa y cocinaremos todo junto a lo largo de 2-3 minutos mientras que removemos. Cuando el chorizo se haya cocinado un poco y haya soltado la grasa, vamos a poner el tomate y cocinaremos todo junto durante un par de minutos.

A josevillalta le encantará ver de qué manera quedó. La verdad es que con el frío apetecen este género de platos para recuperar calorías. Te informamos que los comentarios de cocina-familiar.com están sujetos a moderación por parte de nuestro equipo. Para recibir el menú del día de Petitchef y sus noticias exquisitas, introduzca su dirección email.

Escurrimos los macarrones y volcamos en la sartén con el resto de los ingredientes. Removemos a fin de que se incluyan todos y cada uno de los sabores y dejamos que se cocinen unos tres minutos. De qué forma realizar macarrones con chorizo gratinados. El día de hoy, en Cocina Familiar con Javier Romero, os presento una sabrosa receta de pasta que consiste en unos macarrones con chorizo gratinados. Están hechos con una salsa de tomate casera, si bien podéis ponerle tomate frito o triturado del que se comercializa.

Macarrones Con Chorizo Y Gratinado De Bechamel

Pero asumiendo que este es un plato plenamente español, os aseguro que estos macarrones con chorizo gratinados son una verdadera delicia. Durante este tiempo he escrito recetas de cocina, e-books, vídeos y enseñado a muchas personas a cocinar. Mientras se hace el sofrito vamos a ir cortando el chorizo a taquitos pequeños, acordaros de sacarle la piel al chorizo, es mucho más simple cuando esta entero. Cuando la cebolla que poseemos pochando comience a estar de color marrón agregamos el chorizo y lo sofreímos a lo largo de unos minutos. Dejamos unos minutos quitando de vez en cuando y ya tenemos la salsa boloñesa que reservamos. Para esto deshacemos la harina con un poco de leche y en el momento en que hayan desaparecido todos y cada uno de los grumos se va añadiendo la leche de a poco.