Patatas Al Horno Con Queso Y Bacon

Comenzamos la elaboración de nuestras patatas gajo con queso y bacon, para ello, en una sartén a temperatura media, vamos a agregar el bacon y cocinamos hasta dorar. Continuamos fundiendo la mantequilla. Después le agregamos el ajo, orégano al gusto y la cebolla en polvo.

Durante este tiempo he escrito recetas de cocina, ebooks, videos y enseñado a mucha gente a cocinar. A continuación iremos realizando cortes de entre 3 y 4 milímetros de espesor. Es esencial que los cortes no estén muy separados entre sí, a fin de que las láminas de papa no sean demasiado gruesas. Esto influirá en el tiempo de horneado de las patatas. Cuando hagamos los cortes podemos sacar la brocheta.

Patata Asada Rellena

Las que os propongo el día de hoy las vamos a completar de bacon y además les vamos a dar un toque de queso. Saca las patatas del horno, quita el papel de aluminio y córtalas en el medio a lo largo. Con la ayuda de una cuchara quita la patata cocida y viértela en el bol previo.

En caso de que uses patatas frescas, pelamos las patatas y las partimos en gajos al gusto, a la francesa o en gajos mucho más gruesos. Las ponemos en un bol con agua fría y sal durante media hora y las freímos, realmente bien escurridas, en aceite caliente hasta que queden muy doraditas. Dejamos que las patatas se hagan a lo largo de una media hora.

Sopa Paisana Con Bacon Crocante En Polvo

Incorpora el bacón y las cebollas y remueve con cuidado. Precalienta el horno a 220º y engrasa una fuente capaz para horno con unas gotas de aceite. Lava las patatas y cuécelas, sin pelar, en agua salada a lo largo de unos 25 minutos. Entonces, pélalas y córtalas en rodajas.

Y, claro, el toque indispensable que le da el Avecrem Caldo de Pollo es la guinda perfecta para esta receta. Y ahora tenemos listas unas deliciosas patatas hasselback. En este momento vamos a engrasar una fuente apta para horno, para esto solo tenemos que agregar un chorro espléndido de aceite y extenderlo por toda la base de la bandeja. Después ponemos las patatas, las salpimentamos y de nuevo, les agregamos un buen chorro de aceite de oliva.

Pela y pica las cebollas en pequeñito. Corta también el bacón en tiras. Para empezar con la elaboración de las patatas hasselback vamos a lavarlas muy bien para retirar cualquier resto de tierra que logren tener. Es esencial dejar las patatas demasiado limpias, ya que las vamos a consumir con la piel.

Pincha con un palillo una patata para cerciorarte de que sin estar cocinadas totalmente, no están bastante duras aún, .. Y si es de esta forma, ( es dependiente de la potencia de tu “micro”.. ), regresa a introducir algún minuto mucho más. Considera que entonces las vamos a continuar cocinando un tanto en el horno. Mediante el envío de mis datos personales acepto que estos sean usados para la administración y tramitación de mi petición de información enviada a través del formulario de contacto. Las patatas tienen gran capacidad de absorción. Es por esto que si, en lugar de agua, utilizamos Caldo C…

En el momento en que queden 10 minutos aproximadamente para estar asadas totalmente, agregamos el queso y dejamos que gratine en ese tiempo que le quede. Rallamos mucho más queso cheddar por arriba, una buena cubierta bien repartida por toda la área. Empezamos pelando y cortando las patatas a rodajas de unos dos milímetros de espesor. Mientras que se fríen las patatas, salteamos el bacon en su propia grasa un minuto para que suelte parte de su grasa.

En el vídeo de youtube puedes observar como preparo las patatas gajo, igualmente, te dejo aqui mi receta. Mientras, pela y pica la cebolla y, en una sartén con algo de aceite de oliva, cocínalas hasta el momento en que se vuelvan translucidas. En el momento en que esté listo viértelo en un bol y reserva. Si quieres que las patatas te queden realmente ricas y sabrosas, el truco está en cocerlas de forma correcta. Si pones algo de sal en el agua y las cueces con piel evitarás que absorban mucho más agua, pero la sal va a poder traspasar de a poco. Además de esto, así quedarán mucho más firmes y mantendrán su sabor mucho mejor.

Envuelve las patatas en papel de aluminio y mételas en un horno precalentado a 180 °C durante aproximadamente 1 hora. El tiempo de horneado cambiará dependiendo del tamaño de la patata por lo que te recomendamos que verifiques la cocción introduciendo una brocheta y compruebes qué resistencia ofrece la patata. Salpimentamos las patatas y las freimos en abundante aceite caliente durante unos minutos. No muchos, los suficiente a fin de que pierdan algo de su dureza y después las retiramos y depositamos en un plato.

patatas al horno con queso y bacon

Os traigo entre las recetas que yo le enseñé a elaborar a mi madre de joven! Si, en esta receta yo fui un poco la profesora, si bien en realidad la receta era de una tía mía. Me la enseñó unas vacaciones que estuve en su casa y me agradó tanto que se la enseñé a preparar a mi madre. Y sucede que quien se puede resistir a una ricas patatas al horno con bacon y queso… Para esta receta de patatas gajo con queso y bacon, usamos nata ocrema de leche, si no tienes, puedes reemplazar por leche.

Patatas Con Queso Bacon Y Salsa Ranchera

Las patatas al horno con queso y bacon están deliciosas. Pueden servirse perfectamente como segundo plato, pero asimismo puedes hacerlas si deseas ofrecer a tu familia o tus amigos un piscolabis exquisito. No te van a llevar mucho esfuerzo, ni mucho tiempo. Resultan perfectas si no tienes mucha experiencia en la cocina. Para realizar unas riquísimas patatas al horno con queso y bacon, primero lavamos las patatas con la piel, sin frotar mucho. Después, las secamos con papel de cocina y las metemos al horno, previamente precalentado a 180º C., con calor por arriba y por abajo.

Patatas Hasselback Con Bacon Y Queso

Estas Patatas gajo con queso y bacon, son idóneas para acompañar unas ricas tiras de pollo, también puedes comerlas como picoteo, acompaña con una aceptable cerveza. Una vez pasados los 25 minutos vamos a sacar las patatas del horno. Ahora, las vamos a completar con el bacon. Para esto en todos y cada corte introducimos la mitad de una loncha de bacon. Esta labor resulta mucho más simple si nos ayudamos de un utensilio para separar tenuemente los cortes y de esta manera poder ingresar el bacon más cómodamente. Lava las patatas y sécalas un poco con un paño de cocina limpio.

Prueba las BabyPat para microondas. Ponemos las patatas fritas y calientes en una fuente de servicio que logre entrar al horno. Sobre las patatas añadimos medio queso y lo mezclamos con las patatas. Cuando esté bien mezclado cubrimos con la otra mitad del queso y el bacon ya sutilmente salteado.