Potaje De Habas A La Gallega

Si observamos que tiene mucho líquido destapamos los últimos minutos y ponemos encima el cestillo. Si hay algún plato que solicite cocinar a fuego lento es indudablemente los pucheros habituales como este caldo gallego, simple potaje de hortalizas y carne de cerdo, entre las recetas mucho más típicas de Galicia. No hay casa de pueblo gallega que al entrar no nos llegue su aroma, más que nada en un dia de frío. Hallaréis la receta de la salsa de marisco, o salsa de america, picando AQUÍ. Este pasado fin de semana fui publicando en mis stories de Instagram este guiso de habas con langostinos y, visto su éxito, el día de hoy les lo traigo aquí. La materia prima es indispensable y les sugiero que procuréis hallar la de mejor calidad.

potaje de habas a la gallega

Echarlas en el caldo junto con los chorizos y seguir cociendo todo junto. Una vez fabricadas las habas, incorporamos los langostinos que teníamos reservados en el frigorífico, removemos con cuidado, y dejamos reposar. Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía. Soy de Gozón un pequeño ayuntamiento asturiano y mi abuela y mi madre hacen la fabada igual que tú, aunque también le ponen laurel que le da un gusto considerablemente más acentuado.

Las Mejores Recetas

En un caso de esta forma vamos a poner en la cazuela, la costilla, el espinazo, la panceta curada, la carne de ternera, los chorizos, las habas blancas y finamente el unto. Como buen plato gallego que se precie, el producto es de colosal calidad, y esto es ya garantía de éxito. Tradicionalmente este caldo se prepara con grelos. Esta verdura, que no es considerablemente más que las hojas de los nabos antes de la floración, tiene un sabor muy peculiar y con un punto amargo muy singular y atractivo para muchos platos. Aún siendo una verdura típicamente de Galicia, en la actualidad es fácil de localizar en las fruterías preparadas o tiendas de artículos gallegos del resto de la Península. De todas formas si les resulta verdaderamente difícil de conseguir y aún de esta manera lo deseáis elaborar, asimismo se tienen la oportunidad de sustituir por repollo o berza gallega.

potaje de habas a la gallega

Echar en agua ardiente y hervir durante 2 horas, a fuego medio. Almacena mi nombre, e-mail y web en este navegador para la próxima vez que comente. Me encanta tu página y también tu libro que me acabo de obtener.

Más Recetas Del Autor/a

Se le aplica fuego prominente hasta hervir el agua y se prosigue la cocción a fuego retardado durante aproximadamente unas dos horas. Añadimos medio vaso de agua fría para las alubias con esto cortamos la cocción y evitamos que las alubias pierdan la piel durante la cocción. Repetimos este paso de nuevo, tapamos la olla y dejamos cocinar a fuego retardado. Pelamos las patatas y las cortamos en mitades.

No hay Cookbooks que contengan esta receta. ¡Puedes ser el primero/a en añadirla!

Con Qué Acompañar El Caldo Gallego

Este lugar usa Akismet para achicar el contenido publicitario. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios. Recibe un mail semanal con las novedosas recetas y recomendaciones de rechupete. Si contáis con tiempo para planear con cierta antelación, les sugiero realizar este pote gallego el día previo. Al día siguiente, recalentado, va a estar todavía más rico. Un plato clásico de los que alimentan y reconfortan, perfecto para los días fríos o desapacibles.

Una marca que elabora todo tipo de productos derivados del cerdo, siempre y en todo momento presentes en este género de platos de la gastronomía gallega. La noche previo ponemos la costilla y el jamón a remojo y las habas si son secas también las dejamos en agua la víspera. Con ellas se prepara la famosa fabada asturiana. Empieza el frío, y yo, con esta receta de potaje mareado comienzo con mis muy recurrentes recetas de cuchara. Este es un plato típico de la cocina gallega, simple de elaborar y con ingredientes de temporada.

potaje de habas a la gallega

Pero tiene el beneficio de que se prepara en el menor tiempo y asimismo nos supone menos logística en la cocina. La fabada gallega es similar a la asturiana pero la gallega lleva la carne picada y mezclada con las habas. El día de hoy aprovecho que hice fabada y como es receta elegida ya que les dejo la receta, espero les guste. Pinchados superficialmente con un tenedor, para que terminen liberarando jugo y grasa durante la cocción.

Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi enorme pasión. En esta web deseo compartir contigo toda mi experiencia, a fin de que gozes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete. Este pote gallego asimismo podéis ingerirlo con apariencia de caldo, transformándolo en un exquisito plato de cuchara. Os aguantará especial unos 2/3 días, conservándolo en la nevera. Y si tenéis antojo, incluso podéis usar el caldo para llevar a cabo una rica sopa de fideos.

Lentejas Guisadas Con Verduras

Llevamos a ebullición, bajamos el fuego y cocinamos unas 2 horas. Echad un vistazo de vez en cuando, por si surgiese algo de espuma en la área. La vamos retirando si se da el caso. Si no podéis conseguir ni habas secas o frescas, siempre está la opción de las de bote.

Las recetas comunes tienen de bueno y de malo el que todo el planeta las hace en su casa y cada uno de ellos “cree” su SU receta es la mejor y que el resto están en un fallo. Yo jamás he criticado “recetas distintas” por visto que el planeta no termina en la puerta de mi casa, afortunadamente sé que hay otros muchos mundos, recetas, personas y mundos y todos son respetables. Pero claro que el “anonimato” hace medrar muchos valientes, pero deja de preocuparte, aquí, en mi página ese género de personas no tendrán cabida nunca. Como buen plato gallego que se precie, el producto es de enorme calidad, y esto es ya garantía de éxito. He contado con carnes de Torre de Nuñez, amparadas por el sello de Galicia Calidade.

Si las habas son secas se dejan tal como hemos hecho en la receta, a remojo en agua fría. Pero si tenéis la suerte de conseguirlas frescas no es necesario. Tenéis que reducir el tiempo de cocción, y conseguiréis un caldo mucho más suave.

El caldo gallego es ideal para un día frío acompañado de un óptimo tinto gallego y un trozo de pan del país. El cado gallego cocinado a fuego retardado optimización bastante de un día para otro, los sabores se combinan y, siendo un potaje muy sencillo, resulta un plato exquisito. Desde luego os recomiendo que les decidáis a hacerlo, pero sea como sea, no dejéis de visitar Galicia y probarlo en alguno de sus sitios de comidas, les lo sugiero.

Un caso de muestra de producción local puede ser los guisantes negros del Berguedà, cultivados en el valle de Lord (Cataluña) y que se suelen cocinar guisados o salteados. Esta verdura, que no es más que las hojas de los nabos antes de la floración, tiene un gusto muy peculiar y con un punto amargo muy singular y atrayente para algunos platos. Continúa la cocción con la cazuela levemente destapada a fuego retardado durante una hora y media aproximadamente.