Receta De Hummus Con Tahini

Antes de preparar el hummus, vamos con el tahini. Tenemos que coger las semillas de sésamo, pasarlas bajo el grifo, secarlas bien y ponerlas en una sartén a fin de que se tuesten. Como no va a variar bastante el color del sésamo, tenemos que dejarlo cinco minutos a fuego medio prominente, removiendo ocasionalmente.

Espolvoreamos con algo de pimentón de la Vera y un chorrito de aceite de oliva virgen plus. Trituramos hasta conseguir una masa semi homogénea antes de integrar el aceite de oliva virgen plus. Continuamos triturando unos minutos o hasta conseguir una mezcla mantecosa. Podemos aportar mucho más cremosidad al hummus de garbanzos si agregamos algo de iogur natural.

Tres Recetas Con Membrillo Para Ofrecer Un Toque Diferente Y Natural A Tus Platos En Navidad

La tahina es una pasta llevada a cabo a partir de sésamo o ajonjolí, con un poquito de líquido y una migaja de sal. Esta pasta indudablemente provoca que nuestro hummus tenga un sabor especial. La tahina la tenemos la posibilidad de emplear en otros platos, en Oriente Medio es muy usada para aliñar carnes, en puré de berenjena, ensaladas…. Los garbanzos los he utilizado cocidos de bote, pero si usáis garbanzos secos buenos de cocido indudablemente salga mucho mejor.

Escurrimos los garbanzos del líquido en el que se conservan, veréis algo de espuma. Pasadlos por agua hasta el momento en que desaparezca. Incluyo en la receta de qué manera prepararlo por si no lo encontráis, es asimismo muy simple. Os dejo con ella, quisiera que la hagáis en el hogar y la disfrutéis.

Yo no puedo tomar ajo, así que los he hecho sin ellos y queda muy, muy rico de la misma manera. Cogemos unos cien gramos de semillas de sésamo blancas y las tostamos en una sartén sin nada de grasa. Cuando desprendan olorcito y empiecen a coger color amarillento (no cobrizo), las retiramos y dejamos enfriar. Tradicionalmente se toma con pan árabe o pan de pita y es así como lo tomo siempre que lo hago pero en esta ocasión he favorito comerlo sobre tostas y tomates cherry. Por otra parte también se acompaña de crudités, pero, ¿qué son los crudités? Los crudités son bastones de verduras crudas, por ejemplo bastones de zanahoria, de apio o de batata.

¿influye La Piel De Los Garbanzos?¿Queréis Un Hummus Mucho Más Cremoso?

De esta manera todo, se tienen la posibilidad de llevar a cabo recetas de hummus empleando otros ingredientes. Por servirnos de un ejemplo, en lugar de garbanzos, se puede realizar un plato de hummus de lentejas. Será perfecto a modo de piscolabis, además de ser una opción alternativa para consumir lentejas. Una alternativa es poner la crema de garbanzos sobre un plato plano, y encima poner unos garbanzos con poco de aceite y pimentón.

receta de hummus con tahini

Ottolenghi y Tamimi revuelven bicarbonato con los garbanzos secos. Tras haberlos tenido en remojo toda la noche y escurrido. Para esta receta puedes explotar unos garbanzos que hayan sobrado de un cocido. También podéis emplear un bote de garbanzos cocidos que venden en cualquier sitio. Yo no me pondría a cocerlos, la receta sale de diez igualmente. Añade el ajo al vaso, tal como el tahini, el comino, la sal, el pimentón, el aceite de oliva y el agua.

Ingredientes Para Hacer Hummus De Garbanzos

Una vez torrado vas a deber dejarlo enfriar y ahora proseguir los pasos de la receta. Ubicamos en un plato o bowl y rociamos por arriba con un chorreoncito de aceite de oliva del bueno, perejil picado, comino en grano o pimentón. Hummus significa simplemente garbanzo en árabe.

Empezamos haciendo la pasta de tahina, para ello ponemos en un procesador de alimentos el sésamo torrado, agregamos una medida pequeña de agua y la pizca de sal. Trituramos hasta conseguir una pasta, si la textura es demasiado espesa incorporamos un poquito más de agua, pero precaución no tenemos ganas que sea demasiado líquida. 2.- Colocamos los garbanzos en el vaso de la batidora o en un robot de cocina y trituramos. El tahini es difícil encontrarlo con lo que lo tenemos la posibilidad de hacer en casa puesto que es muy simple de hacer. Solo necesitaremos 200 gramos de semillas de sésamo y 50 ml de aceite de oliva.

Os aseguro que esta receta es un plato riquísimo al alcance de todo el mundo, económico, sencillo y donde el garbanzo está… pero no lo semeja. En el hogar es un plato que cocinamos cualquier ocasión del año, en verano y en invierno. Es atemporal y entra excelente en cualquier fecha. Vale como crema, como fondo en una ensalada, en bocata con unos pimientos… es increíble. La receta original transporta asimismo 2 dientes de ajo o sal de ajo, los puedes añadir si quieres.

Comparte Esto:

Llevar a cabo hummus casero de garbanzos es simple y veloz. Lavamos bien los garbanzos para sacar el líquido en el que vienen sumergidos en la conserva. Escurrimos y también introducimos en el vaso de un robot de cocina. Añadimos el diente de ajo pelado (si retiramos el germen queda más suave), el sésamo, el comino, la sal, el jugo de limón y el agua. El hummus es uno de esos platos que gusta tanto en el momento de comer como para cenar, así sea de picoteo o incluso de plato único acompañado de, por poner un ejemplo, pan de pita.

Si Te Ha Gustado Esta Receta Te Gustará:

Y el gobierno del Líbano solicitó a la Unión Europea que reconociese esta receta como suya, pero ninguna de estas necesidades tuvo resultado. También es muy frecuente emplear un bowl redondo en vez de uno llano, especialmente cuando es para compartir. A la hora de presentar la receta casera de hummus de carbanzos, tenemos la posibilidad de hacerlo de diferentes formas. Recibe un email semanal con las nuevas recetas de rechupete.

Mientras que el gusto sea bueno, no preocupes de ahí que, en el hummus no se marcha a ver, sólo su enorme gusto. Yo lo preparo sólo con uno pero aquellos a los que les agrade mucho podéis añadir mucho más, como con el gazpacho. Uno de sus ingredientes, el tahini o salsa de sésamo, puede resultar difícil de hallar. Si este es el caso, hazla tú mismo o, sencillamente, desmenuza el sésamo adjuntado con el resto de elementos.