Recetas De Patatas Rellenas De Carne Picada En Salsa

Si lo deseamos, podemos llevar a cabo pasar las patatas por un pasapurés antes de añadir la mantequilla. En el momento en que tengamos el puré, sazonamos al gusto. Los datos personales que nos proporcione van a ser tratados con la intención de administrar la consulta enviada a través de el formulario de contacto puesto a su disposición. Las patatas que acompañan a unas albóndigas acostumbran a cocerse primero y rehogarse entonces con el sofrito … Si vas a cocinar patatas al horno, hay un truco para que te salgan más sabrosas y ahorres tiempo.

recetas de patatas rellenas de carne picada en salsa

A la hora de elegir las patatas para esta receta lo idóneo es que os decantéis por patatas apropiadas para cocer. Lo destacado es que no sean novedosas ni tampoco demasiado viejas. En ciertos establecimientos se suele concretar si son para freír o para cocer. Frente a la duda, preguntad al tendero, que indudablemente os sabrá informar de la opción mejor. Para finalizar, ponemos sobre el puré algo de queso rallado y, si lo deseamos, culminamos nuestras patatas espolvoreando algo de orégano.

Patatas Rellenas De Carne Con Salsa Receta De Tatina

Un guisito de patatas delicioso, para entrar en calor en un frío día de invierno. El pan no puede faltar para mojar en la salsa. Una vez peladas y lavadas las patatas se ahuecan con el aparato propio para ello realizando un pequeño agujero por un extremo. A continuación se rellenan con el picadillo de carne. Almacena esta receta para encontrarla más fácilmente en el momento en que la quieras cocinar.

Con la ayuda de un mortero, machacamos las nueces sutilmente. La receta de el día de hoy admite toda clase de variantes. Les animo a que uséis otros ingredientes para el relleno, como tienen la posibilidad de ser huevos, aceitunas, bacon, pechuga de pollo, anchoas, merluza, marisco, y un largo etcétera.

Patatas Rellenas De Carne Picada

Pela la cebolla y pártela en trozos pequeños. Coloca a calentar una cazuela honda con agua y algo de sal.

recetas de patatas rellenas de carne picada en salsa

En el momento en que cocines guisos y potajes, hazlo a fuego retardado cuando añadas patatas y garbanzos al Casero de… Mondar las patatas, lavarlas y hacerles un hueco central con un cuchillo o vaciador del tamaño de una nuez. Deja dorar la carne por los dos lados y también incorpora la salsa barbecue. Con la carne sacada de las patatas se echa asimismo en la olla. Ya rellenas se rebozan por la una parte del picadillo en harina y huevo, se fríen en aceite ardiente hasta el momento en que estén bien doradas por doquier.

Patatas Rellenas En Salsa

Cocinamos, a fuego medio, a fin de que los dos elementos se vayan ablandando. Picar el resto del puerro y la cebolla en cubitos menudos. Poner las patatas de nuevo al fuego y añadir la cebolla y el puerro picado. Dejar estofar unos minutos y contemplar con el Caldo de Verduras Gallina Blanca. Tapar y dejar cocer delicadamente unos 40 minutos.

Coloca todo a rehogar en una sartén con un chorrito de aceite. Quita el tallo y las pepitas del pimiento, pícalo del mismo modo y agrégalo. Sofríe las verduras hasta el momento en que se doren. Las he cocinado montones de ocasiones y como no tomo carne las suelo completar de un salteado de setas a las que «animo» con un Pedro Ximenez.

Pandebroa

Para el montaje de las “bombas” he empleado un pequeño truco de madre. Poner algo de papel aluminio para trabajar sobre él. El tamaño final será como el de una pelota de tenis, podéis hacerlas mucho más pequeñas pero les van a dar más trabajo. De vez en cuando y con bastante precaución vamos moviendo la cazuela para que no se peguen al fondo las patatas ni las albóndigas. Pero no las removemos con nada, solo desplazar la cazuela.

Rebozado Y Fritura De Las Patatas Rellenas Presentación Final

Otra alternativa que queda asimismo realmente bien, es freír las bolas de patata, que hemos extraído con el sacabolas, en abundante aceite de oliva hasta el momento en que se doren. De este modo, tenemos la posibilidad de servirlas como aperitivo junto con una rica salsa barbacoa o algo de alioli. Pasamos las patatas rellenas y las albóndigas por harina y las doramos en una sartén con aceite. Las vamos incorporando a la cazuela una vez estén doradas. Añadimos una cebolla entera (la podéis recortar si deseáis), un chorro de vino blanco , la pastilla de caldo y cubrimos con agua. Batimos los huevos, y disponemos la harina y el pan rallado en platos individuales.

Combinamos la carne picada con el ajo troceado, el perejil, el huevo, la sal y la pimienta. Forma las albóndigas con tus manos y coloca al fuego con cuidado. Cuando hierva salamos y agregamos una migaja de colorante. Dejamos cocer unos 20 minutos, hasta el momento en que las patatas estén agradables y servimos calentito. Rellena las patatas con la carne picada que tienes reservada. Después, incorpora la carne picada y deja que se haga unos minutos hasta que cambie de color.