Tarta De Castañas De La Abuela

Es un postre que combina castaña y almendra, resultando una tarta despacio, con una textura abizcochada y un gusto exquisito. Las tartas de queso son indudablemente entre los dulces más amados del mundo , en ese punto no hay discrepancia. Pero todos coinciden en su amor incondicional por este emblemático postre. Había hecho una tarta de castañas previamente y no lograba que quedara esponjosa, considerablemente más bien era una piedra, jeje. Pero increíblemente con esta receta, la tarta no se hace pesada, sostiene alguna jugosidad, y tiene un gusto increíble. Hay que hornear unos 35 ó 40 minutos a 190º y con calor arriba y abajo.

Haz un caramelo en la sartén calentando 3 medidas de cuchara de azúcar salpicadas con unas gotas de agua. En cuanto empiece a torrarse el caramelo viértelo sobre un molde para tarta y cubre bien el fondo, quitando el molde para que se alargue. Recibir un correo con cada novedosa entrada.

Los 11 de noviembre de de año en año, día de San Martiño, se celebra en Ourense (Galicia-España) la “Celebración de la Castaña” declarada de “Celebración de Galicia de interés Turístico”. El municipio de la región organiza un magosto en el que se puede probar castañas, bollos preñados y vino. Una enorme hoguera servirá para asar las castañas y bandas de música amenizarán la amena día. Poned atención en que tengan la piel refulgente y estén duras al tacto. Una vez en casa, si no vais a usarlas en el momento, conservadlas en un espacio fresco y seco. Le hacemos un pequeño corte a las castañas, para eludir riesgos de que nos “exploten” al cocinarlas.

Lubina Al Horno Con Guarnición De Verduras

Pero increíblemente con esta receta, la tarta no se hace pesada, sostiene alguna jugosidad, y tiene un sabor increíble. Ola ok lo del molde bien saberlo, pero puedes respondermea lo de las castañas congeladas y lo de todo harina de almendra. Para la decoración final, si no sois muy mañosos con el tema del chocolate, hay en el mercado unos tubos de chocolate líquido ahora listos para decorar. Y si les agobiáis mucho con este tema, ya que no pasa nada si no lleva letras de chocolate. Con el toque del azúcar glass ahora queda un toque exquisito.

A disfrutar de esta deliciosa Tarta de queso de castañas. Ya hice el pastel y con las castañas asadas, ha quedado especial y además de esto buenísimo, a mi familia le ha encantado. Vamos sacando del agua ardiente entre 4 y 5 castañas de cada vez a fin de que se templen un tanto y no nos quememos(si sacamos mucho más y se enfrían, es muy difícil pelarlas) y las pelamos. Retiramos del fuego pero no sacamos las castañas del agua, de esa forma continuarán calientes mucho más tiempo y nos permitirá pelarlas sin problema, si las castañas se enfrían va a ser imposible pelarlas bien.

El mejor acompañamiento para esta tarta es una bebida caliente. Chocolate, té o café van a hacer una combinación exquisita, así como cualquier licor de frutas. Únicamente tienes que señalar tu e-mail y todas las novedosas recetas van a llegar de forma directa a tu dirección de e-mail. No suscribirseTodoRespuestas a mis comentarios Notificarme los nuevos comentarios por correo. Había hecho una tarta de castañas previamente y no conseguía que quedara esponjosa, mucho más bien era una piedra, jeje.

De Qué Manera Hacer La Tarta De Castañas De Mi Madre

Sin embargo la mejor de las tartas de queso puede mejorarse con un buen acompañamiento y en este caso le irían especial unas castañas en almíbar que os sugiero. De azúcar y empezamos a montarlas con las varillas eléctricas, a velocidad alta. Las agregamos a la crema, mezclando de a poco y con movimientos envolventes. Untamos el molde (en este caso en un molde desmoldable de silicona tipo pastel redondo de 23 x 7 x 23 cm.) con algo de mantequilla.

tarta de castañas de la abuela

Añade el azúcar, el brandy, la mantequilla derretida y la nata poco a poco sin dejar de batir. Ahora y con asistencia de una espátula rellena el molde listo con la mezcla. Para finiquitar añade las castañas cocidas y picadas al gusto. Karlos Arguiñano prepara una tarta desde bizcocho relleno de crema dulce de castañas, postre elaborado en el horno para disfrutar en otoño o a lo largo de la Navidad. La tarta de castañas es una tarta invernal, de rigidez satisfactorio y dulzor controlado. Algunas incluso la ofrecen a lo largo de toda la temporada de la castaña, para aprovechar el gran tirón que tiene.

Precalentamos el horno a 180 grados con calor arriba y abajo. Llevamos la mezcla a un molde de 20 centímetros de diámetro y vamos a hornear unos 30 minutos hasta el momento en que nuestro bizcocho lo veamos doradito. Para comprobar si está ya listo lo pinchamos con un palito de madera y si sale seco, va a estar listo.

tarta de castañas de la abuela

En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos todavía es mi gran pasión. En esta web deseo comunicar contigo toda mi experiencia, a fin de que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete. Poned atención en que tengan la piel refulgente y estén duras al tacto.

Recetas Asequibles

Para acabar añade las castañas cocidas y picadas al gusto. La receta tradicional de esta tarta se prepara con castañas frescas, pero entiendo que no siempre es viable hallarlas, aunque estemos en temporada. Pero no hay problema, por el hecho de que hay otras elecciones. En grandes superficies es viable encontrarlas congeladas, ahora peladas y cocidas, o obtener castañas pilongas e hidratarlas en casa de víspera.

Antes de ponernos en faena, retiramos la mantequilla de la nevera, por el hecho de que vamos a requerir que esté blandita para la receta, con textura “pomada”. Espolvorea con un colador el cacao en polvo hasta el momento en que cubra el bizcocho. Adorna con las castañas, las hojas de menta, las frambuesas y las moras. Esta tarta merece tu atención y, si la haces acompañada de la gente que hacen que tu vida sea un poquito mejor, va a ser aún mucho más apetecible. El resultado de elaborar esta tarta para después disfrutarla se convierte en una cita ineludible en Navidad. Combinamos los elementos bien y los volcamos en el molde forrado.