Tarta De Galleta Y Chocolate Blanco

Poner una capa de crema encima y aplanar con una espátula. Proseguir realizando capas hasta acabar con una capa de galletas. Enfriar unas 4 horas. Comencé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado tutoriales presenciales y clases en escuelas de hostelería.

Colocamos otra cubierta de galletas encima de esta crema y volcamos encima el resto de la crema, muy despacio. Para finiquitar ubicamos la última capa de galletas, con la parte sin Nocilla arriba. Mojamos las galletas en la leche (optativamente tenemos la posibilidad de añadir licor) y las vamos poniendo en un molde desmoldable. Cubrimos la primera capa con chocolate con leche, ponemos otra capa de galletas y cubrimos con el chocolate blanco y de este modo sucesivamente hasta terminar con galletas. Para empezar con la receta de tarta de galletas y chocolate blanco primeramente calienta la leche e incorpora el chocolate blanco troceado.

Tarta De Galletas De Chocolate Con Leche Y Chocolate Blanco

Cuando esté lo llevamos a el frigorífico y reservamos. En el momento en que el contenido del cazo esté caliente apártalo del fuego y añade la nata, el queso y el sobre de cuajada. Doblamos el sobrante del papel largometraje sobre la tarta y la llevamos a el frigorífico. Dejamos que tome cuerpo durante horas o de un día para otro.

Si sois un poco habilidosos, podéis realizar incluso alguna figura. La tarta rápida de galletas y chocolate blanco pertence a los postres mucho más exquisitos que hay, me atrevería a decir. Yo os traigo la que hago yo en casa y que me enseñó hacer una hermana de mi abuela. Está muy rica y es suavísima. Es el postre idóneo para acompañar con un café. Si bien asimismo se puede preparar durante todo el año y para cualquier ocasión.

Tarta Fría De Galletas Y Chocolate Blanco

Agregamos a la jarra la leche diluida en la maicena y cuajada, la demás leche, el azúcar, la nata y la vainilla, programamos 60ºC, capacidad de calor 4, velocidad 3 a lo largo de 4 minutos. Primero, elaboramos el molde. Si es desmontable, será mucho más simple desmoldar la tarta después. Si no lo es, se puede emplear cualquier molde para tartas o fuente de horno, forrada con papel de horno, tanto en la base como en los laterales. Remojar las galletas en la leche y realizar una capa.

Empezamos fundiendo el chocolate blanco. Esto lo podemos hacer en el microondas, troceado y dentro de un cuenco capaz para este género de hornos, en intervalos cortos de pocos segundos para que no queme. Para el chocolate blanco, ubicamos las cuchillas en su situación. Introducimos el chocolate troceado y pulsamos el botón turbo durante 5 segundos. A continuación y sobre las galletas pondremos una cubierta fina de la crema de nata y chocolate.

Medallones De Verdura Rellenos De Queso

En un cazo al fuego, calentamos la leche sin que llegue a hervir. Cuando esté ardiente, la apartamos del fuego y le agregamos el chocolate blanco en trocitos; removemos realmente bien con una espátula de madera hasta el momento en que se funda completamente, con el calor residual. Es el postre que se preparaba en las fiestas cumpleaños de los amigos del instituto y a la que que todos deseábamos hincar el diente. Aunque sí la versión original en chocolate negro o con leche está buena, no imagináis cómo está con chocolate blanco.

Algo muy de agradecer singularmente si la ocasión para la que la hacemos es un cumpleaños o celebración y disponemos la vivienda llena de gente. Guarda esta receta para encontrarla mucho más de manera fácil en el momento en que la quieras cocinar. A continuación vuelve a poner el cazo a fuego suave y bate hasta conseguir una crema homogénea y un poco densa. Ahora deja que la crema se temple. Recibe un email semanal con las novedosas recetas de rechupete. Lo incorporamos de a poco y quitando al tiempo, a fin de que la mezcla quede homogénea.

De Qué Forma Realizar La Receta De Tarta De Galletas Y Chocolate Blanco

En todos y cada intervalo lo sacamos del microondas y con ayuda de una cuchara removemos bien para ayudar a que se funda.

Hay que hacerla por consiguiente el día previo. En el instante de ser útil desmoldamos y quitamos el papel largo. Puede que no la hayas probado jamás y te estés perdiendo algo grande, así que anímate con ella ya mismo. No precisas horno para ello y, aunque es muy rápida de realizar, requiere de un tiempo de reposo de múltiples horas que es lo más bien difícil de llevar.