Tarta De Galletas Con Chocolate Blanco

No es necesario derretir todas las onzas por el hecho de que el calor residual va a hacer su trabajo y rematará la faena. Así que es mejor parar de usar el microondas antes de tiempo. El chocolate blanco es muy delicado y si nos pasamos un pelín se quema y queda inservible. La mayoría de nuestras recetas son fáciles, aunque las clasificadas con contrariedad “media” o “bien difícil” son un tanto mucho más exigentes. A fin de que el chocolate de la tarta no se endurezca y sea mucho más simple de recortar, conviene añadir una cucharada de aceite a la hora de fundirlo.

Deja que se enfríe unas horas en el frigorífico. Coge un molde cuadrado y coloca una capa de galletas en la base del molde. Úntalas con la leche y después con la mermelada de fresa. Pone otra cubierta de galletas y reitera el proceso hasta 6 veces.

tarta de galletas con chocolate blanco

Entonces colocamos una cubierta de galletas y volvemos a realizar la operación, finalizando con la cubierta de chocolate blanco. La última cubierta debe cubrir toda la tarta. Hasta entonces, forramos un molde desmontable con papel vegetal, de manera que este quede de manera perfecta puesto en las esquinas. Aparte, templamos la leche en el microondas y le agregamos el azúcar.

Tarta De Galletas Y Crema De Chocolate Blanco

Fundir dos tabletas de chocolate blanco en el microondas y dejar enfriar. Batir el queso con el azúcar y el chocolate colado. Y si preferís, podéis llevar a cabo la versión de nuestra tarta de chocolate y galleta empleando chocolate negro. Esta es una tarta de siempre que, comunmente, se prepara empapando las galletas en leche. Nosotros le dimos un toque chocolateado para que tuviera mucho más gusto y color, pero se puede prescindir del cacao de manera perfecta.

Cubrimos la primera cubierta con chocolate con leche, ponemos otra cubierta de galletas y cubrimos con el chocolate blanco y así consecutivamente hasta acabar con galletas. Sirve la tarta con un poco de sirope de caramelo y lista para probar. Si te ha dado gusto no olvides compartir en tus comunidades esta receta de tarta de galletas y chocolate blanco. Para empezar con la receta de tarta de galletas y chocolate blanco primeramente calienta la leche y también incorpora el chocolate blanco troceado. En nuestro molde, vamos poniendo una primera capa de galletas, que iremos remojando antes en algo de leche, a fin de que se ablanden, pero sin que se lleguen a romper. Después, agregamos una capa de la crema de chocolate, volvemos a poner otra cubierta de galletas, y de este modo hasta que terminemos toda la crema.

Aprende A Cocinar

En esta web quiero compartir contigo mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete. Poner cuantas capas de galletas queráis. Sí hacéis las capas de crema mucho más finas podréis meter considerablemente más galleta. Remojamos las galletas en una mezcla de leche y cacao y las colocamos encima, cubriendo toda la área. Para montar la tarta cubrimos un molde alargado, tipo plum cake, con papel film transparente. Dejamos que sobresalga por los lados porque vamos a usar estos trozos para tapar la tarta.

Esta tarta de galletas y chocolate blanco transporta asimismo queso crema, y el resultado es una delicia suave y cremosa. Puedes decorar con siropes o con frutos rojos. Tarta fría de galletas y chocolate blanco en el frigorífico por el tiempo correcto para que cuaje de manera perfecta, también la puedes dejar en el frigorífico desde la noche previo. Mientras tanto y para seguir con la receta de tarta de galletas y chocolate blanco prepara las galletas de la base. Para esto humedece levemente las galletas en algo de leche.

Separamos medio vaso de leche y diluimos la cuajada. A continuación ponemos la cuajada diluida en la leche y batimos bien con unas varillas.. Seguimos moviendo hasta que hierva y espese la crema. Retiramos del fuego y dejamos que temple un poco. Mojamos las galletas en la leche (optativamente podemos añadir licor) y las vamos poniendo en un molde desmoldable.

Receta De Tarta De Galletas Y Chocolate Blanco

Remojar las galletas en la leche y llevar a cabo una cubierta. Poner una capa de crema encima y aplanar con una espátula. Proseguir haciendo capas hasta acabar con una cubierta de galletas. Refrigerar unas 4 horas. Cuando hagáis esta tarta aseguraros de que la crema de chocolate y queso está bien fría y tiene cuerpo. Así será mucho más fácil trabajar con ella.

tarta de galletas con chocolate blanco

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y sugerencias de rechupete. Puede que no la hayas probado jamás y te estés perdiendo algo grande, conque anímate con ella ahora mismo. No necesitas horno para esto y, si bien es rapidísima de realizar, necesita de un tiempo de reposo de varias horas que es lo más bien difícil de llevar. Pues cuando sabes que tienes este bellezón aguardando en el frigorífico y tomando cuerpo, las horas se pasan mucho más de manera lenta.

Aunque también se puede preparar a lo largo de todo el año y para cualquier ocasión. Funde el chocolate blanco al baño María. Añade una cucharada de aceite, mezcla y napa la tarta de galletas.

Ahora vuelve a poner el cazo a fuego despacio y bate hasta conseguir una crema homogénea y un poco espesa. En este momento deja que la crema se temple. Cuando el contenido del cazo esté ardiente apártalo del fuego y añade la nata, el queso y el sobre de cuajada. Una tablet de chocolate para reposteria perfecto para combinar con frutos rojos, fresas o llevar a cabo entretenidas coberturas de colores. Capaz para chocolate a la taza.

Si tenéis niños pequeños en el hogar, tienen la posibilidad de ser la excusa idónea para que la hagáis ahora mismo y se impliquen en el proceso. Es simple de preparar hasta decir basta y seguro que, ante la iniciativa de zamparla después, se meten en faena contentos. Registrarse gratis Regístrate en la prueba gratis de 30 días y revela todas las recetas de Cookidoo® sin deber. Chocolate blanco de muy buena calidad, esto nos garantizase un mejor resultado. Galletas rectangulares, las puedes localizar en cualquier autoservicio.

Acaba con una capa de galletas. Al día después o cuando la tarta haya adquirido consistencia, desmoldarla y cubrirla con el chocolate con leche que habíamos reservado. Como estará algo duro del frigorífico sacar un rato antes para poderlo trabajar o meter unos segundos en el microondas (con mucho cuidado por el hecho de que puede ponerse muy líquido) . Un postre que, sin duda, vale la pena. Sobre las galletas echamos una capa de chocolate blanco, que tiene que estar espeso.