Torta De San Blas De Eibar

Hola, soy eibarresa, y aunque vivo en Donosti, nunca han faltado los sanblases en mi casa. Llevo mucho más de veinte años haciéndolos yo, y a lo largo del mes de febrero el fragancia al anis se huele desde el instante en que sales del ascensor, jajaja. Un consejo para el glaseado, que si bien semeja muy fácil de realizar, todos los años tienes la incógnita de si se endurecerá. Mi forma de hacerlo es un tanto diferente a la de la receta, pero si quereis probar…. Primero mezclo el azucar glass con la clara de huevo, al baño maria, pero un tiempo reducido, y casi sin tocar el agua, justo que el calor les asista a entremezclarse.

Según dicen, comer las tortas bendecidas protege en el transcurso de un año de padecer males de garganta. Otra eibarresa, Rosa Gisasola -esta afincada en San Sebastián- tiene también bastante que contar. Hoy día muchas pastelerías guipuzcoanas proponen tortas de San Blas. Hace un par de décadas, lo hacían las de Eibar y su contorno, y pocas mucho más.

– Mucho Más Información:

Y, paralelamante, las tortas prosiguen siendo un asunto doméstico cuya elaboración se hereda de mamás a hijas. O si tenéis otra receta la compartáis en los comentarios a fin de que la probemos 😉 Si deseas otra receta del Pais Vasco asimismo puedes preguntar la Pantxineta original de Carlos Arguiñano. El día 3 de febrero se celebra San Blas y en varios sitios del País Vasco es tradición elaborar estas deliciosas tortas de anís. Eva Arguiñano nos enseña a elaborarlas, pasito a pasito. Una vez se hayan horneado las tortas, las retiramos del horno y al tiempo que todavía estén calientes las cubrimos con el glaseado a fin de que este se solidifique. El día de hoy vamos a ir a estudiar a llevar a cabo una receta clásica de la gastronomía guipuzcoana, mucho más en concreto del municipio de Eibar.

Soy Marije Mimenza y te doy la bienvenida a mi blog en Thermomix® .Pertenezco a la delegación de Bilbao y soy agente comercial de Thermomix® . Si tienes cualquier consulta para hacerme no tengas dudas en contactar conmigo. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios. Mientras que se hornea, vamos mejorando la glasa en tanto que hay que ponerla mientras que la torta está ardiente.

¿de Dónde Viene La Torta De San Blas?

Añadimos el azúcar glas y la esencia de anís y combinamos para hallar una glasa densa. Primero mezclo el azucar glass con la clara de huevo, al baño maria, pero un tiempo reducido, y prácticamente sin tocar el agua, justo que el calor les asista a entremezclarse. Luego, ahora fuera del baño maria, agrego unas gotas de limón y también un chorrito de la esencia de anis, y a batir hasta que coja el punto de merengue. No amasa toda la harina al tiempo, sino la va incorporando en varias fases.

Agregamos el azúcar glas y la esencia de anís y mezclamos para conseguir una glasa densa. A pesar de ser originarias de Eibar (Guipúzcoa) estas galletas son muy habituales en el País Vasco durante el mes de febrero. Les caracteriza un satisfactorio sabor a anís que aromatiza toda la casa en el momento en que las estamos cocinando al horno! (Y ha costado! Con el fragancia que desprendían a anís quería devorarlas en relación han salido del horno!). Mezclamos hasta integrar todos y cada uno de los elementos y, a continuación, incorporamos 100 gramos de manteca de cerdo o en su defecto mantequilla en punto pomada, es decir, a temperatura ámbito.

Una pastelería de Beasain, Gariona, comentaba a este periódico que este dulce se comenzó a llevar a cabo en la villa ferroviaria en la época de la década de los 80. Mientras que, la vivienda Barrenetxe de San Sebastián, proclama en el escaparate que las suyas son «las aúténticas tortas eibarresas». «A las amas de sus casas, lo que más difícil le resulta es la cubierta blanca, a pesar de que no tiene mayor misterio», prosigue Gisasola.

Lo mejor es utilizar una batidora eléctrica, aunque podéis montarlas con varillas asimismo. Hoy os explico de qué manera realizar esta torta de una manera fácil, por lo que quisiera que la hagáis en el hogar y comentéis el resultado. O si tenéis otra receta la compartáis en los comentarios para que la probemos 😉 Si deseas otra receta del Pais Vasco asimismo puedes consultar la Pantxineta original de Carlos Arguiñano. La realización de las tortas todavía es en parte importante un tema familiar en Eibar, la receta se hereda de mamás a hijas y prosiguen elaborándose en multitud de hogares. Según la tradición, Blas de Sebaste subió a los altares por su don de curación milagrosa, que aplicaba tanto a personas como a animales.

Información

Entonces, ya fuera del baño maria, agrego unas gotas de limón y asimismo un chorrito de la esencia de anis, y a batir hasta el momento en que coja el punto de merengue. No amasa toda la harina al unísono, sino la va incorporando en varias fases. Y para la cubierta blanca, usa ámbas visibles que han quedado ajeno del proceso previo, junto con 200 gramos de azúcar glass y otro poco de esencia de anís. Para la masa, los ingredientes precisos son huevo, azúcar, levadura, harina, manteca (o mantequilla, pero quedarán algo mucho más secas) y, evidentemente, anís o su aroma. Tras mezclar los ingredientes, se deberá hallar una masa maleable y compacta que habrá que colocar sobre papel de horno y darle forma redonda para después, hornear durante unos 20 minutos.

Entre Chocolates Y Tortas De San Blas

Para preparar el baño blanco que cubrirá la torta, se le añade a medio litro de visibles batidas 1.500 g. Con esta glasa se cubren las piezas, una vez cocidas en el horno. Lo primero que debemos hacer es la masa de las tortas. Para esto, comenzamos haciendo un volcán con 330 gramos de harina de trigo de todo uso previamente tamizada.

No debe pegarse ni a las manos ni a la superficie en el momento en que terminemos de trabajarla. Una vez se hayan horneado las tortas, las retiramos del horno y mientras que todavía estén calientes las cubrimos con el glaseado a fin de que este se solidifique. El día 3 de febrero se celebra San Blas y en varios lugares del País Vasco es tradición elaborar estas deliciosas tortas de anís. Eva Arguiñano nos enseña a elaborarlas, punto por punto. Como ahora os he comentado previamente en el articulo “8 razones para visitar y gozar del País Vasco”, la comida y las celebraciones van de la mano.

En la localidad armera, además de esto, estas se bendecían antes de comerlas, puesto que este santurrón se considera asegurador de los inconvenientes de garganta. Por este motivo, bendecir y comer las San Blas opilak se trata de un ademán para defendernos de padecer males relacionados con esa una parte del cuerpo. Tan fundamental era esta tradición que aun los institutos, durante muchos años, daban celebración a sus estudiantes a fin de que tengan la oportunidad de proceder a bendecirla.